21 de diciembre de 2006

Caótico estreno de "Separación de Bienes"

Ayer se estrenó Separación de Bienes en un bar al que recomiendo que nadie vaya nunca más, y menos a proyectar un corto (Lágrimas de cocodrilo)

La proyección se fue retrasando hasta casi una hora después de lo previsto, pero desde una hora antes de la hora de citación, el bar se estaba llenando de gente que no venía a ver el corto. Cuál fue nuestra sorpresa al descubrir que el dueño del bar había organizado una fiesta de empresa a la vez que la proyeción del corto. Cuando le pedimos explicaciones lo único que hizo fue levantar los hombros y esconderse en la cocina.

Llegó la hora de poner el corto y la mezcla de un sistema de sonido lamentable y una cena masiva haciendo ruido, provocaron que el corto pudiese verse malamente (Porque el que se hace llamar "amante del cine", el dueño del bar, no fue capaz de apagar las luces) pero no escucharse.


La proyección habría sido un completo fracaso de no ser por el entregado público, que se tragó sin rechistar un corto "mudo" de diez minutos. Desde aquí agradezclo a todos su paciencia y, por supuesto, su asistencia.

Tras la decepción de la situación, sólo queda animar a la gente para la siguiente proyección, que por supuesto no será en ese indeseable bar.

Dejando el mal rollo de la proyección a un lado, salieron cosas buenas como este pequeño anuncio que grabó in situ Álvaro Manso para la web de camisetas donrobot (
www.donrobot.com). El anuncio: