15 de abril de 2008

Secuencias entrañables. Hoy... Cabin Fever

Antes de lanzarse a dirigir Hostel , Eli Roth recogió todo mi respeto haciendo esta gran película llamada Cabin Fever, que pasó sin pena ni gloria por España (Muchos dicen que con razón y quizá no se equivoquen).

Cabin Fever tiene el mérito de ser la película de un director novel que ha hecho exactamente lo que le ha venido en gana. Es como si la primera película de Robert Rodriguez hubiese sido Planet Terror (Eso si que habría sido valiente).

Una presunta película de terror en la que no sabes a cada paso en qué género estás, rayando en el absurdo, el terror visceral, gore, comedia... Avanza riéndose del mismo género que está utilizando, y lo que es el colmo, es que a pesar de toda la mezcla, la peli va en una sola dirección. Tiene mensaje!! Eli Roth nos hace ver cómo nos dejamos llevar por prejuicios, por incomunicación... Y lo hace de tal manera que sólo al final te das cuenta de que has estado metido en ese viaje y que todo lo que te ha contado tenía un sentido.

No me enrollo más. La secuencia entrañable en cuestión se mete de lleno en el absurdo. Si mañana aparece entre los sketches de Muchachada Nui, no me extrañaré.

¿Qué le pasa a este niño? ¿Quién le ha cortado el pelo? ¿Quién fue el genio que escribió esa secuencia y quién cojones hizo el casting? No está muy claro, pero yo creo que todo tiene la misma respuesta: Eli Roth.

Mejor que hablar de ella, es verla.
CABIN FEVER. PANCAKES SCENE.