21 de septiembre de 2008

Y que viva el Dadá

Es una gozada coger los clásicos y verlos con tiempo pasado. Algo que Ocultar fue un corto de los que grabamos siguiendo el tirón de Dos Bocas y Una chancla, un corto del que sólo sabíamos que íbamos al campo con DOS cámaras (Multicámara!!) a pasarlo bien y a reirnos. Llegábamos al sitio con los que querían actuar y empezábamos a pensar una historia. Casi sin acabarla íbamos grabando, y a medida que se grababa nos invetábamos como iba a seguir.

El resultado: una cosa surrealista-futurista que se deja ver bastante y que al menos a mí me hace bastante gracia porque en la historia se ve desde el principio que lo que es la trama... Nos la sudaba bastante. En el momento de grabarla me parecía una chorrada. Ahora me parece increíble que con tan poco tiempo consiguiésemos semejante corto. Vamos, que me gusta.

Bueno, me ha encantado volverlo a ver. Las "Ondas vitales" podrían ser mejores, pero es lo que hay.

El juego del pañuelo, actorazos, ondas vitales, cabezazos, gente que vuela.... Sí, todo eso cabe aquí.

Impresionante. Viva el Dadá!
¡Qué ganas de hacer otro corto a lo Monito!